Carta del Presidente

Estimados colegas y profesionales de la especialidad, bienvenidos a nuestra página web.

En primer lugar, agradezco la confianza que han depositado en nuestra Asociación, y en mi persona para desempeñar este año la presidencia de la misma.

La misión de la AACN es ser referente de la formación y capacitación en cardiología nuclear, para profesionales médicos y técnicos. Es este un espacio de trabajo de los más importantes y reconocidos, no sólo de la Argentina sino de la región, es el ámbito donde debemos canalizar nuestros esfuerzos, ya sea en el plano científico como docente, motivando la participación de los colegas y de la comunidad destinataria de nuestro esfuerzo.

La AACN se ha propuesto una política abierta, inclusiva y participativa, promoviendo la integración de jóvenes especialistas, tratando de potenciar sus ideas y proyectos para que se genere un aire renovador, garantizar a la vez la continuidad institucional.

Para que este crecimiento sea sustentable, se acompaña de una moderna estructura acorde a las circunstancias actuales, con un nivel superador y una mejorada comunicación que traspase las barreras geográficas, logrado a través de la página web, y la difusión por las redes sociales.

Para esta AACN, es esencial fortalecer las relaciones institucionales con la industria que nos permita mejorar la capacitación de nuestros profesionales y tener un rol de referente en las discusiones de índole gremial para mejorar la situación laboral de todos.

Mantener la implementación de la Certificación y Recertificación para garantizar la excelencia de nuestra capacitación científico-asistencial y la mejora continua Para este periodo, hemos planificado en conjunto con otras entidades científicas la participación en numerosos encuentros, donde compartir mesas científicas, exponer conocimientos y trasmitir experiencias:

  • Simposio realizado en Mar del Plata con la participación de destacados colegas de nuestro país y la presencia del Dr. Joao Vitola como invitado extranjero.
  • En el Congreso Nacional de Cardiología del 1 al 3 de junio en la ciudad de Rosario, que tendrá como invitado extranjero al Dr. Robert Bonow. Contará además, con un Precongreso con la participación el Dr Marcelo Di Carli.
  • El 27 al 29 de Julio se realizará el Congreso de Imágenes Cardiovasculares de la Sociedad Argentina de Cardiología, en la ciudad de Buenos Aires, en el que contaremos con la presencia del Dr. Fernando Mut, de Uruguay.
  • El 4 de agosto se llevará a cabo la Jornada Internacional Cardiología 2017 en Córdoba que contará con la presencia del Dr. Robert Bonow.
  • El Simposio de la Asociación Argentina de Cardiología Nuclear se realizará en Calafate, del 18 al 21 de agosto con la concurrencia como invitados extranjeros de los doctores Raimond Roussell, Marcelo Di Carli, Joao Vitola y la Dra Leslee Shaw.
  • Del 19 al 21 de octubre se realizará el Congreso Argentino de Cardiología de la SAC en Buenos Aires, en el cual contaremos con la presencia del Dr. Erik Alexanderson.
  • El 2 de noviembre se realizará el Ateneo conjunto del Consejo de Cardiología Nuclear de SAC y la AACN en C.A.B.A

Quiero expresar mi reconocimiento y agradecer a todos los colegas tanto de la AACN como a los que brindan su desinteresado apoyo desde otros espacios, para que nuestros objetivos se cumplan.

Me siento honrada ante esta distinción, tal tamaño privilegio y responsabilidad, deseando poder responder y actuar de la manera esperada.

Dra. Silvia Caramés

 

 

 

 

 

Carta del Primer Presidente de la AACN

En determinado momento, las circunstancias y las personas coinciden para la gestación u ocurrencia de determinados hechos, en nuestro caso la creación de la Asociación Argentina de Cardiología Nuclear.

Por 1990, el Dr. César Belziti y yo coincidimos en el Consejo de Cardiología Nuclear (SAC) y el Comité de Cardiología Nuclear (FAC), respectivamente.

En una reunión realizada en Rosario, con la presencia de la mayoría de los referentes de la Cardiología  Nuclear del país, se decidió que ambas entidades trabajaran en conjunto para posicionar nuestra subespecialidad en el contexto de la Cardiología toda. Ambas tendrían actividades comunes en sus respectivos congresos, participando en el programa científico cardiólogos nucleares de las dos.

Éstas se mantuvieron y crecieron a lo largo de los años cimentando una amistad que nació del trabajo común de todos en un ámbito de lealtad y respeto.

A nivel mundial, la Cardiología Nuclear experimentaba una explosión tecnológica con el advenimiento del SPECT gatillado y el uso de nuevos trazadores de perfusión miocárdica.

En USA los Dres. Beller, Zaret, Berman, Verani y Ernest García entre otros organizaban simultáneamente la creación de la Asociación Americana de Cardiología Nuclear con su respectivo Journal.

En 1993 en Francia, más precisamente en Cannes, se desarrollaba la primera Conferencia Internacional de Cardiología Nuclear (ICNC I) donde por primera vez se reunían los Cardiólogos Nucleares de todo el mundo.

Esa euforia fue contagiosa y en 1995, en las barrancas del río Paraná, en la ciudad de Paraná tuvo efecto el acto fundacional de la Sociedad Argentina de Cardiología Nuclear.

Con el apoyo inestimable de los Dres. Emilio Kurshnir y Néstor Pérez Baliño se dieron los pasos iniciales. El Dr. Osvaldo Masoli y yo  fuimos nombrados autoridades de dicha Sociedad.

Nuestra especialidad tuvo un crecimiento vertiginoso en el número de centros y de especialistas y gran presencia en los Congresos Nacionales. Todo eso se tradujo nuevamente en dos hechos trascendentes: se nos otorgó el premio al grupo de mayor crecimiento de todos los afiliados de la Sociedad Americana de  Cardiología Nuclear y se realizó el primer encuentro de Cardiología Nuclear en Villa General Belgrano, organizado por el Dr. Víctor Ballestrini  con la asistencia de Ernest García de la Universidad de Emory.

La Asociación había alcanzado la madurez y caminaba con pasos fuertes en el contexto de las distintas disciplinas diagnósticas de la Cardiología.

La presencia argentina en los Congresos Latinoamericanos de Cardiología Nuclear de Iguazú y de Punta del Este ratificó, a nivel internacional, la fortaleza de nuestra especialidad en toda Latinoamérica por haber sido pioneros.

Es un desafio para las nuevas generaciones retomar las banderas iniciales  y continuar el crecimiento.

La llegada de un número importante de nuevos equipos de PET durante el bienio 2006/07 anuncia un nuevo amanecer de la Medicina Nuclear Cardiovascular.